Evento para Agencias de viajes en el Cortijo El Esparragal, Sevilla

Bull Team nace desde la creatividad y la innovación, como una forma única para desarrollar herramientas de liderazgo y construcción de equipos en el entorno natural del campo bravo.
Organizamos tu evento a la medida. Escríbenos a info@bullteam.es
Bull Team es un forma distinta de construir equipos. Descubre el valor que llevas dentro.

“El toreo no está tan lejos como pensamos de otras profesiones”, Eduardo Dávila Miura en el Foro de A B C.

 

abc

tercio--478x270

SPANISH MATADOR DAVILA MIURA PREPARES TO PERFORM A PASS DURING BULLFIGHT IN SEVILLE

La gestión personal es el común denominador de todas las profesiones. De esta base, partía una de las conferencias que más expectación ha despertado en esta octava edición del Foro ABC del Empleo y la Formación. El torero Eduardo Dávila Miura hacía su aparición en la Sala Málaga del Hotel NH Central Convenciones, ayer a las 20:00 horas, para hablar de la relevancia de saber cómo afrontar nuestras debilidades para transformarlas en fortalezas dentro del entorno laboral.

La intervención de Dávila, titulada «Gestión de uno mismo en el Toreo y la Empresa» despertó la curiosidad de una audiencia, queterminó por encontrar numerosos rasgos comunes entre la profesión del matador y el mundo de la empresa. «Partimos de la base de que el toreo no está tan lejos como pensamos, de otra actividad profesional cualquiera. Existen matices que la distinguen, pero también existe algo que nos une a todos y es que todos buscamos el éxito por encima de cualquier cosa» señaló.
Juan Antonio Corbalán, ex jugador de baloncesto del Real Madrid y actual presidente de la consultora especializada en el asesoramiento para el trabajo en equipo Makeateam, fundada junto con el ex entrenador Jorge Valdano, presentó esta ponencia nacida de la colaboración entre el diestro y la firma una vez se hubo retirado de los ruedos.
Cuestión de confianza
La confianza en uno mismo parece un recurso algo manido para ofrecer, tanto de cara a los clientes como a la propia empresa, la imagen más profesional posible, pero no sólo cumple esta función. Dávila se mostró convencido de que cuanto mayor es ésta, más positiva es la respuesta que encontramos en nuestros clientes y superiores. Cuando las dudas aparecen los primeros en notarlo son las personas que tenemos enfrente. En el caso del torero es el toro el primero en darse cuenta.
¿En qué se basa esa seguridad? En opinión del torero y de los especialistas es imprescindible recurrir a una planificación acertada de objetivos, una formación basada en el entrenamiento y el descanso, preparación física y alimentación adecuada, un riguroso entrenamiento mental, ejercicios de autoafirmación y respiración, el control del pensamiento y a un factor muy vinculado al toreo; la superstición. «Es un ritual y creo que el respetarlo te da confianza» comentó Dávila, que reconoció haberse cambiado, en ocasiones, de habitación de hotel por no gustarle el número o de traje de luces por pensar que podría traerle mejor fortuna.
Anécdotas
En su discurso también hubo espacio para las anécdotas. Comentó a los presentes las circunstancias más asombrosas que se dan en los momentos de máxima tensión antes de una corrida. El temor, los nervios, el querer cumplir con las expectativas, pueden a veces debilitarnos ante un gran compromiso. Los toreros ven cómo a menudo les crece en esos momentos más la barba, se les cae el pelo o les invaden pensamientos negativos.
Un torero, señaló Dávila, haciendo referencia al articulo «El estrés del Toreo» publicado por este periódico, soporta ante el toro, un nivel de tensión nueve veces mayor que el de una persona normal, y debe resolver una situación en cinco minutos porque el animal no le da más tiempo. La gestión del pensamiento y de las inseguridades cobra entonces, una relevancia vital, también aplicable a las labores diarias de un directivo. «Trato de mostrar cómo manejar sentimientos como el miedo, responsabilidad, ansiedad o la presión, cómo los manejaba yo para que me sirvieran para triunfar y no para que me acercara al fracaso», explicó.
 

Team Building Taurino por Bull Team

logo-bullteam

toro-team IMG_6425_AR_CR _MG_0360 BT3 MVG BT6 rugby-espana-toreo curso feria de olivenza 2012 760

Bull Team nace desde la creatividad y la innovación, como una forma única para desarrollar herramientas de liderazgo y construcción de equipos en el entorno natural del campo bravo y desde el respeto a la naturaleza y al medio ambiente.

El Team Building taurino lleva a los participantes a desarrollar habilidades mediante metodología basada en el aprendizaje. Para ello, desarrollamos un taller con dinámica de grupos, dirigido por nuestro equipo de profesionales, donde los integrantes pueden probar y sentir la dificultad por la que pasa un torero. A continuación, en la plaza de tientas, salen a torear con el asesoramiento y dirección del equipo de Bull Team.

El desarrollo de la inteligencia emocional, la motivación, el talento, la acción estratégica, la capacidad de vencer el miedo, la toma de decisiones, y valores como la habilidad, la superación, la responsabilidad, el compañerismo o el éxito, están presentes en esta nueva concepción del toreo como actividad participativa para grupos y empresas.

La práctica del Team Building taurino nos ayuda también a aumentar la autoestima, y es una forma distinta y original de construir equipos.

Ofrecemos todos nuestros servicios a grupos, empresas, congresos e incentivos.

 

Eduardo Dávila Miura: “El miedo al fracaso es mayor que el miedo a la cornada”. Diario Expasión

Imagen

 

El diestro sevillano colgó el traje de luces en 2006, en plenitud, y se enfundó de inmediato la chaqueta y la corbata para evitar sufrir la tentación de reaparecer.

[foto de la noticia]

A Eduardo Dávila Miura la sangre no le fluye, le embiste de arriba a abajo y de abajo a arriba. De su árbol genealógico más que ramas nacen astas, entroncadas en uno de los linajes más legendarios de la historia de la tauromaquia. Decir Dávila es hablar de toros y decir Miura es evocar la empresa ganadera más célebre (y temida) de los últimos tres siglos en España.

Empresa y toros. En la bisectriz de esos dos mundos se mueve ahora el matador Dávila Miura, que se retiró de los ruedos en plenitud, en 2006. Colgó el traje de luces y se enfundó de inmediato la chaqueta y la corbata para evitar sufrir la tentación de reaparecer, como asegura el diestro sevillano en una entrevista con EXPANSIÓN.

Ahora aplica a la economía todo lo que mamó desde la cuna, porque “el empresario tiene que ser un poco torero y asumir el riesgo que implica el liderazgo. Ambas profesiones están más cerca la una de la otra de lo que pensamos”.

Por ejemplo: “La presión y la responsabilidad que puede sentir hoy un directivo es perfectamente similar a la que tiene un torero en un día importante“. Los dos, diestro y empresario, “están muy solos a la hora de tomar las decisiones”.

Para introducir la metafísica taurina en el entramado empresarial, Dávila Miura lidia como único espada en conferencias destinadas a formar a ejecutivos. Algunas de sus ponencias versan sobre el liderazgo, la superación del miedo ante las adversidades o “el autoconocimiento y la autogestión”, que conforman la base para alcanzar la seguridad en uno mismo y el máximo rendimiento.

A Dávila Miura los directivos le preguntan con mucha frecuencia sobre la cornada, sobre ese miedo a los gañafones que da la adversidad, tanto en la cara de un morlaco de 600 kilos como en la brega empresarial. Y Dávila tiene clara la respuesta: “El torero asume mucho mejor la cornada que el fracaso. El miedo al fracaso es mayor que el miedo a la cornada“.

Así que “hay que pensar en positivo“. Por ejemplo, en una conferencia a altos cargos de Grupo Santander, Dávila les previno contra el exceso de información negativa, ilustrándolo con un lema que siempre ha guardado en la faltriquera de su filosofía vital: “Lo conseguí porque no sabía que era imposible”.

El diestro sevillano trabaja con las consultoras Make a team (en donde alterna con Jorge Valdano, Andoni Zubizarreta y el ex baloncestista Juan Antonio Corbalán, entre otros), Isavia y Diocles. Y apela a esos ingredientes emocionales que tan a flor de piel están en los toros y tanto se suelen esconder en las empresas: “Para torear y para dirigir hace falta técnica y formación, sí, pero a la hora de las grandes decisiones hay que poner corazón y apostar con confianza, para generar más confianza aún”, afirma. O sea, echar la pata palante, en argot taurino.

Además, el liderazgo es muy acusado en los toreros. “Una cosa es mandar y otra liderar”, diferencia Dávila. Lo primero “es fácil” y para lo segundo “hace falta afectividad y hablar claro a los empleados, pero también cantarles mucho lo bueno, para que lo refuercen“. Y un aspecto esencial es “hacerles partícipes” de las decisiones, aunque las tome “a solas” el líder.

Y a solas torea ahora Eduardo Dávila Miura junto a la Giralda. Pero vestido con chaqueta y corbata. Ése es su nuevo uniforme. Ésa es su nueva vida. Ya no le teme a la cornada, pero sí a ese toro zaino que se llama fracaso. A ése no hay empresario que lo ahuyente.

Aprender a torear, una herramienta para el team building
Todas las actividades empresariales de Dávila Miura están íntimamente ligadas al arte de Cúchares. Es apoderado de dos toreros (Rafaelillo y Rubén Pinar), promotor de turismo cultural taurino –que ya han disfrutado ejecutivos de Santander y Mapfre, entre otros– y director del Club de Aficionados Prácticos Taurinos, con el que enseña a torear a todo el que quiera.

Estos cursos se han destapado como una actividad empresarial muy demandada por sus beneficios a la hora de mejorar la dinámica de grupo, el liderazgo y la confianza. Por ejemplo, en una jornada de team building, los directivos de Helvetia tenían que dividirse en dos grupos: uno de gastronomía y otro de toreo.

Pero los cocineros abandonaron los fogones en cuanto vieron a sus compañeros bambolear los capotes. Se premiaba al mejor, así que, con tal de ganar, el director acabó toreando de rodillas. “Las empresas reconocen que aprender a torear es mucho mejor para el team building que las actividades tradicionales, como el paintball

 

Publicado en el Diario Expasión: http://www.expansion.com/2012/06/15/directivos/1339778345.html 

“Ejecutivos frente al toro”, Diario La Razón

 

 

LOGO LA RAZON altabull-team-eventos

 

Desde hace algunos años, dentro de las políticas de incentivos para empresas, se ha puesto de moda la organización de eventos para equipos de trabajo, especialmente, para directivos. El team building, lleva a los participantes a desarrollar una serie de habilidades mediante una metodología basada en el aprendizaje. Para que una jornada de este tipo resulte efectiva es fundamental que dicha actividad se desarrolle en un entorno natural, fuera de la empresa. Su aplicación nació en Norteamérica, como técnica de recursos humanos para fomentar y mejorar las relaciones entre los ejecutivos y directivos. El team building está, también, orientado a empresas que valoran elcrecimiento personal y profesional de sus empleados, y que consideran esta actividad como una experiencia potenciadora de resultados positivos y de motivación en general. Hoy día, existen numerosas consultoras y pymes especializadas en motivación, con programas a medida, que desarrollan disciplinas como: rafting, paintball, quads, o las clásicas gymkanas. Todas ellas, de clara influencia anglosajona. Pero, recientemente, se ha creado una nueva modalidad empresarial: el «team building taurino». Los participantes realizan un pequeño taller de tauromaquia dirigido por un equipo de profesionales, donde pueden llegar a sentir las dificultades por las que atraviesa un torero y su cuadrilla. Asimismo, el torero Eduardo Dávila Miura les habla en una conferencia especialmente preparada, sobre el paralelismo entre la toma de decisiones de un torero y un empresario. Finalmente, salen a torear por grupos. El afán de superación, el compañerismo y, sobre todo, la capacidad de afrontar y vencer el miedo llevan a desarrollar algunas habilidades fundamentales para las empresas. El team building taurino se demanda hoy día por sus beneficios a la hora de mejorar dinámicas de grupo, liderazgo y confianza, y nace en Sevilla, como nueva modalidad, con un sello puramente andaluz y español.

Publicado en el Diario La Razón http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_466861/2802-ejecutivos-frente-al-toro-por-rafael-peralta-revuelta#.UhdW1BvBpgE